MISIÓN

Ofrecer a la comunidad del noreste programas académicos de calidad con un enfoque humano, que enriquezcan su actuar en el ámbito personal y laboral, motivando la formación de hombres y mujeres íntegros que actúen como agentes de cambio para una sociedad más libre y armoniosa..

 

FILOSOFÍA EDUCATIVA

Inspirada en valores cristianos, propone integrar adelantos científicos y filosóficos mediante una actitud de honestidad intelectual y búsqueda de la Verdad. Con énfasis en el fomento del diálogo interdisciplinar, encaminado a la formación integral de la persona e integración del conocimiento, y mantener el esfuerzo por alcanzar las metas más altas en términos de calidad humana y académica.

Promueve una conciencia viva de los problemas sociales, así como la responsabilidad para cooperar a resolverlos. Se considera al servicio de México en la búsqueda desinteresada, de una cultura propia, afianzada en su historia y abierta al mundo.

Quiere realizar en un ambiente de apertura, libertad y respeto para todos, una integración de esos valores con los adelantos científicos y filosóficos de nuestros tiempos. Aspira servir a México colaborando en la promoción de cambios de acuerdo con la justicia social. Por tanto, tratará de infundir en todos sus miembros una conciencia viva y operante de los problemas sociales de México, y la consecuente responsabilidad de cooperar a resolverlos. Se solidariza plenamente con todos los movimientos que en el mundo entero buscan sinceramente el orden y la paz por la justicia; el respeto a la dignidad eminente de la persona humana; la más equitativa distribución de la riqueza, en los ámbitos interno e internacional; la efectiva igualdad jurídica de todas las naciones; y el desarrollo acelerado, armónico y eficaz de todas las comunidades humanas.

 

PRINCIPIOS BÁSICOS

  • La libertad académica de enseñanza e investigación sin más límites que las normas supremas de la Moral y del Derecho conforme a un concepto cristiano del hombre.
  • La libertad de conciencia de todos sus miembros.
  • La autonomía real de las funciones universitarias, sin dependencia ni sujeción a intereses económicos o políticos extrauniversitarios.
  • La constante y sincera apertura al diálogo con todas las corrientes ideológicas.
  • El sentido profundo y operante de justicia social que tiende al desarrollo integral de las comunidades humanas, en especial de los sectores menos favorecidos.
  • La Universidad Iberoamericana se esfuerza por abrir sus puertas preferentemente a aquellos estudiantes que se prevé prestarán una colaboración más eficaz al bien común de nuestro país en su vida profesional. La Universidad procura facilitar las posibilidades de estudio a estos alumnos cuando no cuenten con suficientes recursos económicos.
  • Ofrece un ambiente de plena libertad de creencias. No se molesta ni se pone traba alguna a ningún maestro o alumno por razón de sus convicciones religiosas, filosóficas o políticas. Sólo se pide a unos y a otros que conozcan y respeten los principios y metas de la propia Universidad.
Ir a Inicio